Compañia de Olearso. Alarde de Hondarribia 2012

Un año más, y como manda una de las tradiciones más ancestrales de la ciudad de Hondarribia, hemos celebrado ayer 8 de septiembre el Alarde.

Una fecha que en los últimos años está enturbiada por la polémica. Por un lado el Alarde tradicional, por otro la manifestación que reivindica la participación de la mujer en el alarde. No es más que una demostración más del estado de este país nuestro, lleno de desencuentros y contradicciones, muchas de ellas a causa de la política, que lejos de solucionar nuestros problemas parece que consigue hacerlos más grandes. Triste destino el nuestro.

Todo ese asunto es harina de otro costal, y no lo voy a tratar aquí, aunque me parece obligado mencionarlo porque es una realidad, que nos toca vivir cada año.

Desfilo desde hace años en la compañía de Olearso, una de las compañías con más solera de cuantas desfilan en este Alarde.

Tal como recogen en el libro Olearso Lagundia/1927-2007, nuestro amigo Denis Alvares Pérez-Sostoa y su compañero en esta obra, Aitor Etxaniz Aguinagalde, el nombre de Olearso, según consta en diversos documentos históricos, es por el que se conoce al monte donde se levantó la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. De ahí que esta compañía cuyo nacimiento como reza en su bandera con fecha de 1927, tomara esa denominación, en honor al toponímico del monte que todos conocemos como Guadalupe.

La compañía de Olearso, tiene ya una historia plagada de anécdotas y de vicisitudes, una historia francamente interesante pero ya está escrita de manera muy acertada y publicada hace unos años, como he dicho antes.

Yo voy a dedicar unas líneas, a expresar mis impresiones y sentimientos a cerca de lo que supone desfilar en esta compañía que ciertamente es muy especial.

En estos días, comentando diferentes historias de la compañía, al abrigo de los ensayos, he tenido oportunidad de departir con una persona que lleva muchos años al frente de banda de música. Mi gran amigo Rafael Rebollo, cabo y director de la banda, que me contaba la cantidad de chavales de Hondarribia e Irun, que han pasado por sus clases de “Txibilito” o de redoble. Son muchos años enseñando a los más jóvenes. Puedo asegurar que los chavales tocan ahora mejor que antes, no hay más que verles o mejor que escucharles.

En esta compañía he tenido siempre muy buenas sensaciones, seguramente debido a la buena gente que compone la misma, y la ilusión con que cada año, acude la gente a los ensayos. La verdad es que es impresionante tocar con un grupo de redobles y parches de tanta calidad como el que nosotros tenemos. Percusionistas de gran nivel que nos llevan en volandas, durante todo el alarde.

Entre ellos puedo mencionar a los Garmendia, Patxi y Jon, con quien mantengo una buena amistad, fruto de una sencilla relación. La familia Urtizberea, con los que también he tenido contactos en el mundo deportivo. Iñaki Anua, gran músico. Y como no Felipe Izquierdo, persona que ha trabajado de manera incansable durante años por esta compañía. Otros que conozco menos pero que también aportan un gran nivel al grupo.

Entre los txibilitos, puedo decir que soy un privilegiado al tocar junto a mi amigo Rafa Rebollo, con el que paso momentos musicales inolvidables. René Sagarzazu, persona a la que aprecio enormemente, y a la que estoy muy unido. Mikel Lacasa Yanci, cuya cercanía es para mi muy importante. Los Hermanos Dilla, Josema y Jesús, a cuyo lado tengo la suerte de desfilar en esa primera fila, desde hace años. Fernando Álvarez, un compañero muy muy especial para mí, con el que mantengo contacto en la lejanía. Uno de mis maestros, Joxe Mari Irastorza, del que he aprendido muchas cosas. Y otros que tienen mucho que decir con su gusto por la música.

No puedo olvidar a Ismael Goikoetxea, que con su bandera, hace vibrar a los que miran y a los que desfilamos.

Nuestros mandos, Alfredo Bidegain, Joxemi Gonzáles y Denis Álvarez, sin cuya dirección y entusiasmo todo esto no sería posible.

Y por supuesto, me acuerdo de aquellos que estuvieron con nosotros y ya no están, no lo puedo evitar, los que he conocido los tengo en mi recuerdo.

A lo largo del día ocurren muchas cosas y os voy a contar algunas.

Me gusta especialmente, ir a recoger a la cantinera, porque coincide con las primeras luces del día y suele dar oportunidad de recoger excelentes imágenes, como las de este año en el Paseo de Butrón. La cantinera nos espera y en su honor tocamos junto a su casa La Diana de Olearso, una pieza compleja, pero muy bonita.

Tras la concentración en las murallas, todos esperamos ver arrancar a los Atxeros, que en silencio y a los sones de la banda de música, enfilan la calle mayor.

Arrancar para alcanzar el arco de Santa María, y comenzar el Titibiliti, es uno de los momentos más emocionantes del día. Se ponen los pelos de punta cuando esos redobles nos arropan durante toda la calle mayor. Una mirada aquí, un saludo allí, pero en ese tramo, la concentración es máxima, porque para nosotros ese tramo es muy muy especial.

Son muchas las sensaciones, y muy grandes las emociones que se pueden experimentar en el Alarde, solo el que lo vive con un mínimo de ilusión puede entender esto. No espero que nadie que no lo viva lo pueda entender, pero seguro que quienes comparten esta experiencia conmigo lo comprenden a la perfección.

Es todo un año esperando, y las horas pasan mucho más rápido que de costumbre.

Este año mi hija y sus amigos han estado a mi lado en la campa de Guadalupe donde hemos almorzado. Tras descansar y reponer fuerzas, hemos vuelto a desfilar delante de la basílica de Ntra. Sra. de Guadalupe. Este es otro momento muy especial, corto pero intenso.

Después de la comida y un rato de descanso, llega el desfile de la tarde, diferente relajado, todo es alegría, ganas de divertirse, y de continuar disfrutando de la música.

Este año el excelente tiempo ha traído a muchísimo público. Mucha gente llama desde las aceras a su familiar, marido, novio, hermano, amigo. Aplaude a rabiar a las cantineras verdaderas protagonistas de la fiesta. Y como es costumbre en Olearso, nuestro abanderado consigue enfervorizar al público con el movimiento elegante de su bandera, gesto que desde las aceras siempre le agradecen.

La última subida de la calle mayor es espectacular… Los aplausos y gritos no dejan a veces escuchar el son de los redobles. Allí estaba este año mi hija, que consiguió emocionarme con su tímido saludo.

Tras el rompan filas de la plaza de Armas, llega el Zapatero en la bajada de la Kale Nagusia, este año Josema Dilla y yo hemos llevado casi en volandas a un Jesús Dilla recién intervenido, y con un montón de puntos. Bravo por Jesús, las ganas de divertirse en el Alarde han podido con todo lo demás.

Y finalmente los últimos compases de Olearso por la Marina y Santiago Kalea, donde finalizó el desfile con un Azeri Dantza en Honor de nuestra cantinera.

Un día espectacular, con la complicación o la sencillez, de una fiesta que se celebra desde 1638, que ha tenido muchas evoluciones, y que seguramente tendrá más, porque la historia manda, las costumbres varían y todo cambia. Pero la esencia de la fiesta, el voto, la música, la relación del pueblo con su alarde, parece que no ha variado mucho desde hace tantos años.

Me dijo una persona muy honesta y savia una vez, que el día que el pueblo llano quiera cambiar algo lo cambiara, sin necesidad de que nadie le dirija,  no hay más que leer la historia.

El Alarde de este año, ya ha pasado a la historia, ahora queda todo un año para preparar el siguiente. Cada uno lo vive y lo siente de diferente manera, yo cuento la mía, con respeto y sin juzgar ni tratar de convencer a nadie.

Solo espero poder volver el año que viene y rencontrarme con esta gente tan especial para mi.

Y como digo siempre a mis amigos y compañeros en la despedida del día 8 de septiembre… Ha sido un gran honor y un inmenso placer, tocar a vuestro lado en esta compañía de Olearso.

Gora Olearso!! Gora Hondarribia!!

Txomin.MatiK!  ; )

4 Comentarios

  1. Fefe

    Bonito relato…Si señor!! Una forma sencilla de narrar brevemente lo que pasa ese 8 de Septiembre de cada año.Desde la lejanía te das cuenta de que “tu tierra” siempre te espera,los amigos siempre te reciben y la familia te quiere.Todas las personas que has nombrado en este blog se merecen mi respeto,con algunos tengo más trato que con otros,pero no tengo dudas que todos aportan su granito de arena para que el Alarde en general sea algo para recordar el resto del año.Sabes que tengo especial debilidad por una persona de esta compañia,ya no solo por ser el abanderado,ni por ser casi mi hermano…sino porque Ismael como persona es especial y aprovechando este blog me gustaría dejar un cariñoso recuerdo para la persona que hizo que tanto Isma como yo vivieramos la fiesta con tanta intensidad…nuestro Attona “Pedrotxo”.
    Joxerra no dejes de escribir estas cositas porque por lo menos tienes un lector incondicional…..UN ABRAZO!!!!

    Responder
    1. Txomin (Publicaciones Autor)

      Amigo Fernando, con gente sensible como tu al lado, es facil escribir cosas como estas. Vosotros sois capaces año tras año de hacer que me sienta bien y me divierta haciendo música y disfrutando de los amigos.
      Por medio del libro de la compañía, y por medio de Ismael, he conocido un poco quien era Pedrotxo… Para mi una institución en Olearso y seguramente en Honyarbi. Por gente como el es por los que hay que seguir haciendo esto y transmitir lo que el nos dejó a los que vienen detras nuestro.
      Un placer tenerte en mi blog que desde hoy es el tuyo.
      Un abrazo, cuidate mucho y ya sabes donde me tienes amigo.

      Responder
  2. PATXI GARMENDIA

    GRACIAS TXOMIN POR TANTOS ALAGOS.

    Responder
    1. Txomin (Publicaciones Autor)

      Amigo Patxi, es de bien nacidos, ser agradecidos… Yo agradezco todos los días, tener como amigos a gente como vosotros. El factor humano, me parece el mas importante en cualquier relación, y vosotros haceis que me sienta un poco más humano. ¡Las cosas buenas hay que saborearlas y hacerlas públicas! Las malas ya vienen solas.
      Un fuerte abrazo Patxi.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>